Sábado 11 de Agosto, Jumilla. Desde el jardín del rey D. Pedro y con una  gran representación de bodegas jumillanas, se da el pistoletazo de salida a la feria y fiestas de este año.

Asistencia masiva de público, con muchas ganas de probar y degustar todo lo bueno que  se ofrece desde cada uno de los stands de las diferentes bodegas.

El termómetro oscila entre los 40º y los 41º, pero ¡como si nada! Impresionante, calor mucho calor…pero,  un público súper entregado y dispuesto a no perderse  el buen ambiente y un buen rato entre vinos.

Por supuesto, los jóvenes cosecha, blancos y rosados, son los protagonistas, apetecibles por las altas temperaturas, pero no por ello los tintos con más o menos crianzas quedan olvidados.

La timidez de algunas personas para pedirte un vino sin más, con la certeza de que lo que le sirvas les va a gustar, contrasta con la gran desenvoltura de otras, que buscan ese último vino o esa añada nueva, con el fin de probar lo más novedoso.

El turista entusiasmado, una figura muy  importante y muy presente en este escenario de vinos, también hace el recorrido obligado con su copa sin perder detalle.

Un mañana de vinos en Jumilla, donde no quisimos faltar.

Felices fiestas a todos!!