Quien no ha sentido la emoción de la tarde del jueves en la Semana Santa de Jumilla, saliendo por “la calle de la feria” para recorrerla de punta a punta, escuchando sin descansar “Mantillas de Jueves Santo” del Maestro D. Julián. ¿A quien no le invade un estado de alegría, mezclado con el orgullo de poder enseñarles a los de fuera, lo que ocurre en nuestro pueblo cuando la tarde está por llegar?.

Esa tarde, nuestra Jumilla se engalana, se escucha el rechinar de los vasos que entran y salen, del bar a la mesa de la mesa al bar.

Se oye a la gente allá por donde vas, se oye cuando llegan las manolas, guapas a rabiar, elegantes como ellas solas y con un paso sin igual.

El rosario en la mano y un mozo o Nazareno, que con su brazo, anda con ella sin parpadear, sabiendo que lleva al lado lo más grande de la tarde de Jueves Santo, la jumillana con teja y mantilla, la jumillana de verdad!!.

Desde VIÑA ELENA, a todos los jumillanos, manolos y manolas, y  todos los que en estas fechas nos quieran acompañar, queremos vivir estos momentos y por supuesto brindar, un brindis con vino de Jumilla, de nuestra tierra, para poder celebrar la tarde de Jueves Santo, porque es una tarde, sin dudarlo, COMO NO HAY  OTRA IGUAL!!.