Que mañana de viernes tan divertida  pasamos con los alumnos de 3er. curso de primaria en Viña Elena.

El colegio Nuestra Sra. de la Asunción nos visitaron, dentro del programa organizado por el Instituto de la Cultura del Vino de Jumilla: “Niños de la uva el vino”.

Nada más bajar del autobús, sus caras reflejaron tal emoción que nos contagiaron al instante, así que sin esperar un minuto en fila y ordenaditos, visitamos la bodega del abuelo y después  la viña, donde nos esperaban unos racimos de  Cabernet Sauvignon listos para su recogida.

Contamos muchas cosas de nuestra Monastrell , de todas sus buenas cualidades y de lo importante que es para nosotros. Y así, con mucho esmero todos participaron de una vendimia en toda regla. Poco a poco y uno a uno, fuimos depositando cada racimo en  pequeñas cajas, colocándolo cuidadosamente, conscientes de que ese fruto era algo mágico, por su transformación más tarde en vino.

En pareja y como manda la costumbre, portamos las cajas hacia la bodega, todo un ritual que no se podía olvidar en esta singular vendimia.

Al llegar allí, conocimos los lugares más sorprendentes de la bodega y como se trabaja en plena elaboración, entramos muy calladitos al lugar de descanso del vino y observamos de cerca los grandes toneles de madera.

Fue sin duda alguna una mañana de vendimia diferente,  se respiraba un aire muy especial  en Viña Elena. Un montón de caras sonrientes  nos “invadieron” nuestro lugar de trabajo, pero a cambio, ellos nos regalaron una imagen entrañable de nuestra bodega ese día.